Para acabar con el problema del desperdicio alimentario en una empresa es necesaria la implicación de todo el personal de la misma, así como a proveedores y clientes.

Involucrar a todos los trabajadores de la empresa en reducir las pérdidas y el desperdicio

Aunque parezca que hayan departamentos más implicados que otros, o posiciones con más poder de decisión, para prevenir y reducir el desperdicio hay que involucrar a todo el mundo en la empresa. Hay que crear un ambiente de colaboración y co-creación para conseguir prevenir y reducir los residuos al máximo.

Funciones por departamentos

  • Departamento de compras: el departamento que controla al 100% todas las referencias de la empresa.
  • Departamento de almacén y/o inventario: es el equipo que controla que productos entran, que productos salen y que productos acaban tirándose.
  • Departamento de calidad y seguridad alimentaria: aprueba las materias primas, controla que se cumplan los requisitos legales en la producción, almacenamiento, refrigeración y comercialización de los productos.
  • Departamento financiero: controla todos los costes de la empresa, por lo que también conoce cuál es el coste del excedente.
  • Departamento de Responsabilidad Social Corporativa: controla todos los proyectos enfocados a dar respuestas a los retos sociales y medioambientales.
  • Departamento de Innovación y desarrollo: controla todos los programas y proyectos de innovación, siempre apoyara soluciones innovadoras de gestión del excedente.
  • Departamento de comunicación: sabrá cómo comunicar todas las acciones puestas en marcha a proveedores, clientes y leads.

Y hablamos por departamentos porque no solo el jefe del departamento debe implicarse, sino que todos los trabajadores. Incluyendo a operarios y operarias, ya que son los que tienen contacto directo con los productos y la maquinaria y tienen conocimiento de primera mano que puede ser fundamental. Y al fin y al cabo, son los que en la mayoría de casos acaban llevando a cabo todas las tareas y prácticas necesarias para reducir el desperdicio.

La formación del equipo en materia de prevención de las pérdidas y el desperdicio es clave

Para conseguir que no hayan pérdidas y desperdicio en nuestras instalaciones, todo el personal deberá tener conocimientos específicos en la materia. Para ello, es interesante organizar jornadas de formación interna o contar con expertos externos que ayuden a cada departamento a elaborar sus tareas pensando en la reducción de las pérdidas y el desperdicio.

¿Te gustaría que un experto de reducción de las pérdidas y el desperdicio de Phenix te asesorara?


⁣Una ley a la vuelta de la esquina